Blogia
El Puente. León Molina

El nogal de Nerpio en peligro

El nogal de Nerpio en peligro

Los nogales de Nerpio están desapareciendo. El árbol que ha sido medio de vida y elemento constitutivo de la identidad cultural de este pueblo de la Sierra del Segura está seriamente amenazado y los habitantes de esta localidad no quieren perder esta parte importante de su indentidad. El ayuntamiento ha recogido esta preocupación de los ciudadanos y se ha dirigido a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha solicitando ayuda para su conservación en base a consideraciones medioambientales y de identidad cultural a través de la redacción de un Plan Rector de Uso y Gestión del Nogal de Nerpio y de la aportación de las ayudas necesarias para su viabilidad. Está por ver a partir de ahora la sensibilidad que muestra con este tema el gobierno regional y el apoyo que preste a Nerpio en su deseo compartido de que no desaparezcan estos árboles de su paisaje.

 Compromiso castellanomanchego y europeo con el paisaje 

Además de los valores identitarios y de desarrollo, los bosques de nogales de Nerpio constituyen un paisaje de gran valor que debe ser protegido según las propias normas dictadas con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Así, la ley 9/1999 de Conservación de la Naturaleza, establece con claridad que deben ser protegidos especialmente los “habitat naturales escasos, limitados por sus especiales condicionantes ecológicos, vulnerables o importantes por su especial aportación a la biodiversidad y paisaje de la región”. Esta condición se cumple sin lugar a dudas en el caso del nogal de Nerpio que configura un paisaje único y en peligro y que colabora en el mantenimiento de una gran riqueza natural, no en vano la casi totalidad del término municipal está protegido en la Red Natura 2000 de la UE a través de zonas LIC –lugar de importancia comunitaria para la biodiversidad- y zonas ZEPA –zonas de especial protección de las aves-, así como la figura de Reserva Natural en el caso de la Sierra de las Cabras.

Esta legislación y este compromiso, está en línea con las propuestas de la UE sobre el paisaje. El Convenio Europeo del Paisaje, redactado en Florencia en el año 2000 y al cual se adhirió nuestro país dice textualmente que “el paisaje desempeña un papel importante de interés general en los campos cultural, ecológico, medioambiental y social, y  constituye un recurso favorable para la actividad económica y  su protección, gestión y ordenación pueden contribuir a la creación del empleo…El paisaje es un elemento importante de la calidad de vida de las poblaciones en todas partes: en los medios urbanos y rurales, en las zonas degradadas y de gran calidad, en los espacios de reconocida belleza excepcional y en los más cotidianos”. Y por estas y otras razones propone:”Reconocer jurídicamente los paisajes como elemento fundamental del entorno humano, expresión de la diversidad de su patrimonio común cultural y natural y como fundamento de su identidad” y  “definir y aplicar en materia de paisajes políticas destinadas a la protección, gestión y ordenación del paisaje”.

  Características y situación de los nogales 

Los nogales en Nerpio se encuentran en plantaciones pero también diseminados por todo su impresionante término municipal, ya que al ser una especie que ha estado muy unida al hombre en este entorno, con frecuencia nacieron silvestres o fueron plantados para dar sombra a hombres y animales cerca de las fuentes, arroyos y tinadas.

El nogal de Nerpio, el Juglans Regia, es un gran productor de nuez, que estas alturas serranas consigue especiales características de aroma y sabor, lo que ha propiciada una extensa fama a las nueces de Nerpio. Sin embargo el mercado para este fruto soporta una sostenida decadencia desde hace años lo que provoca la poca rentabilidad de los cultivos. De este modo, los cultivos se van abandonando y los árboles con la falta de laboreo se van deteriorando. Pero existe un problema mayor, que es la tala indiscriminada. Hay que tener en cuenta que el nogal, oficialmente, es un árbol frutal, por lo que no puede acceder a las protecciones que consiguen otras especies forestales. De este modo los propietarios de los nogales pueden cortarlos con el único requisito de un permiso administrativo para los de más edad. Este permiso en la práctica no se suele pedir porque la levedad de las sanciones no disuaden a los propietarios. Y con un nogal centenario se consigue a la corta un dinero para su venta como leña.

Así las cosas, en Nerpio vemos como caen día a día los nogales, desapareciendo para siempre del paisaje árboles que ya estaban allí en los tiempos del descubrimiento y  colonización de América. En este momento, aunque el ayuntamiento ha encargado un inventario minucioso, se calcula que hay en Nerpio unos 30.000 individuos de nogal. Y una parte importante de ellos son centenarios y alcanzan sin dificultad los 5 metros de cuerda y los veinte metros de altura, pudiendo proyectar su sombra sobra más de 700 metros cuadrados.

 Necesidad de conservación del nogal de Nerpio 

La necesidad de conservar los nogales de Nerpio se basa en consideraciones medioambientales, paisajísticas, de identidad cultural y relativas al desarrollo del municipio.

En estos tiempos en que toda la sociedad se conciencia sobre la necesidad de cuidar y conservar las masas forestales en nuestro entorno, como medio para luchar contra la desertización y para mejorar el aire que respiramos, la conservación de árbol es importante. El nogal, a pesar de su consideración de árbol frutal, viene a se un híbrido entre frutal y forestal dadas sus características de tamaño y frondosidad. Los nogales en Nerpio constituyen auténticos bosques que benefician de manera importante al medio ambiente limpiando su aire. Pero los efectos beneficiosos para el medio ambiente no terminan ahí dado que estos bosques y bosquecillos son el hábitat de multitud de otras especies de la fauna y de la flora. Multitud de aves y pequeños mamíferos hacen sus vidas en el entorno de los nogales e incluso no es difícil ver en Nerpio grupos de cabras monteses a la sombra de los nogales en las zonas más altas de la serranía. Sin los nogales, toda esa riqueza natural estaría seriamente comprometida.

Como ha reconocido la propia UE, el paisaje es un elemento fundamental de la calidad de vida de las sociedades, tanto como elemento susceptible de generar desarrollo como por constituir un elemento que condiciona el ambiente de los lugares en que se vive. De modo que el paisaje ya no puede ser considerado algo así como un decorado, sino como parte integrante de nuestras vidas, razón por la que es necesario cuidarlo y conservar sus mejores valores. Si esto es así para cualquier paisaje, tanto más para aquellos lugares que poseen un paisaje de gran valor estético, histórico, natural y cultural como es el caso de Nerpio, el cual forma parte de la vida de sus vecinos y puede ser disfrutado por sus visitantes.

El nogal, por otra parte, es seña de identidad de los nerpianos desde hace siglos. Todos los nerpianos se han criado teniendo siempre los nogales al alcance de su mirada. Los nogales no sólo ocupan los campos y sierras, sino que rodean la población e incluso se adentran hasta su mismo corazón por el cauce del río Acedas, hasta casi acariciar los tejados de la plaza. Es difícil encontrar en Nerpio una persona mayor que no sepa hablarnos con precisión y sabiduría de las características de este árbol grandioso, de su crecimiento, del modo en que debe ser cuidado, y que no sienta preocupación por el estado de abandono en que está cayendo. No en vano este árbol forma parte destacada incluso del escudo de la villa. Podríamos decir que, en el sentido de paisaje e identidad cultural,  el Nogal es a Nerpio lo que la vid a La Mancha, lo que las palmeras a Elche o lo que los naranjos a Valencia.

El cultivo de nueces ya no es rentable y la explotación maderera – recordemos que la madera de nogal es una de las consideradas nobles y muy apreciada en la ebanistería – se encuentra en Nerpio con serias dificultades de viabilidad debido sobre todo a la estructura de la propiedad de la tierra. Las plantaciones para producción de madera requieren de grandes extensiones de cultivo y en Nerpio las fincas, tanto de los pequeños propietarios como de los grandes terratenientes, está enormemente fragmentada en pequeñas parcelas. Por esta razón, incluso empresas de producción maderera como medio de capitalización que operan en otros lugares de la sierra, no consideran que Nerpio sea un lugar viable para sus inversiones.

Pero cuando las producciones de fruta o madera no parecen alentar el futuro de los nogales, todavía estos árboles pueden ofrecer un valor asociado a la fuente de desarrollo que parece hoy más viable para Nerpio; el turismo rural y ecológico. Valga como ejemplo el nogal llamado Plantón del Covacho, muerto recientemente, que fue declarado monumento natural y que ha sido un motor de primer orden para esta actividad debido al gran número de visitantes que lo han visitado. Todavía hoy, al pasar a su lado por la carretera hacia Pedro Andrés, por lo general encontraremos grupos de personas baja sus ramas contemplando asombrados el descomunal árbol, hoy ya seco y sin hojas. En Nerpio quedan varios ejemplares que difieren en muy poco de sus extraordinarias dimensiones. Pero todo ello debe ser salvado, cuidado y puesto en valor para la actividad turística relacionada con la naturaleza. Si sólo un árbol ha podido generar un enorme número de visitas, es fácil adivinar que todo el resto con sus grandes ejemplares, sus bosques de gran belleza, sus tradiciones y saberes asociados, podrían llegar a ser un elemento dinamizador del turismo ecológico de primer orden. Ejemplos hay de ello en nuestro país, entre los que cabe citar la gran cantidad de personas que se desplazan al Valle del Jerte con el leit motiv central de contemplar la floración de los cerezos. Pero Nerpio es un municipio pequeño y con pocos recursos que debe emplear en gran parte en satisfacer la necesidad de servicios básicos de una población diseminada en ochenta núcleos poblados esparcidos por su extenso término municipal, con las dificultades y altos costes que ello conlleva. De modo que Nerpio necesita ayuda para dinamizar su incipiente turismo y, sobre todo para que este turismo se desenvuelva en el marco de la sostenibilidad medioambiental, que atraiga a visitantes respetuosos con la naturaleza e interesada por ella. Nerpio necesita ayuda para cuidar sus nogales, para mostrarlos a sus visitantes y para que el nogal siga siendo seña de identidad y orgullo de los nerpianos.

El gobierno regional, en línea con sus propuestas y legislación y en línea también con loas propuestas y acuerdos de la UE, debe atender la demanda de los nerpianos. Todos amantes de la belleza de las tierras de Nerpio y la naturaleza en general, esperamos la respuesta a estas demandas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres