Blogia
El Puente. León Molina

La sonrisísima

La sonrisísima Me tiene a mí intrigado la sonrisa de Carmen Bayod. No conozco personalmente a la señora Bayod, sino tan sólo a través de las fotografías de la prensa y la publicidad electoral. Pero siempre se ríe. Cualquiera que sea la situación, ella sale siempre mirando a cámara y exhibiendo una enorme sonrisa. Parece que ha nacido con la sonrisa puesta. Y es que yo me pregunto si cabe tanta y tan constante felicidad en un ser humano. O es que es cosa de la profesión llevada con disciplina. Porque sin ir más lejos, a su compañera y candidata a la presidencia de la Junta, que es bonica de cara y de rasgos dulces, sí que le he visto alguna foto con rictus de seriedad y hasta de mosqueo malamente sobrellevado. Pero es que claro, le han dicho unas cosas, que es que tiene que doler; que si no ha pisado Albacete en no sé cuanto tiempo, que si trató de impedir que Eurocopter se instalara en Albacete, que si su candidatura es otro invento extraño del PP regional  como el del duquesito y que se irá de aquí como el otro a arrastrapanza por la puerta de atrás. Vamos, que me dicen a mí eso y me pillo un rebote regular. Son unos bordes. No sé cuánta leña le habrán dado a doña Carmen. Pero haya sido la que haya sido, no ha conseguido ni el más ligero desliz en la tensión permanente de sus orbiculares y el otro montón de musculillos que manejan esa magia del rostro que se llama sonrisa. Supongo que ella es consciente de que no va a ganar las elecciones. En el sentir mayoritario de la gente, que siempre resume, Pérez Castell es un alcalde constructor que está dejando la ciudad como un pincel. Y con eso unas elecciones se ganan de calle. Casi me atrevería a decir que la conversión de la circunvalación en el actual bulevar es la mitad de la victoria que sin duda obtendrá don Manuel. De modo que doña Carmen va camino de perder las elecciones con su espléndida sonrisa en ristre. Y yo me desazono porque algo debe de haber que explique este misterio. Yo, desde luego, si fuera a perder unas elecciones, no estaría más contento que unas pitas, sino que andaría más bien mosqueado y taciturno. Sólo puedo imaginar que doña Carmen considere su candidatura el primer paso en una carrera más larga para conquistar el poder cuando el desgaste del oponente le traiga tiempos mejores. Si es así, quizás no haya considerado lo pronto que se le pasa el arroz a un político que pierde elecciones. En cualquier caso, desde esta columna le pido a doña Carmen una foto al menos con cara un poco enfadaeta. Que es que estoy muy preocupado, de verdad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Vicente -

Pues Probablemente la Sra. Bayod, se ría por no llorar y es que , después de la imagen que está dando la cúpula de su partido, es como para salir corriendo.
Sabemos de sobra que albacete no es un hervidero de voto del Partido Popular, pero de ahí a la crucifixión y denostación del trabajo de una candidatura por sus propios dirigentes, es como para " Mear y no echar gota".
Yo creo que por parte del Partido Popular, perdón, por parte de los dirigentes que gobiernan el Partido Popular desde sus despachos de la calle Génova en Madrid, nunca ha existido un mínimo de respeto por esta tierra y esta tierra le ha pagado el favor como se merece, es decir no votando a esos extraños que imponen desde Madrid y que lo único que conocen de La Mancha es lo que sale en los Atlas.
Creo que la Sra. Bayod es quizás la menos culpable de todoe ste desaguisado....peeeero también es verdad que el calla otorga y aunque se sonría, estoy convencido de que la procesión va por dentro.

Vicente

León -

Pues bueno es saberlo. Ya me voy tranquilizando.
Aparte de estas bromas con el aspecto de los candidatos, cita usted la negativa de IU a firmar la moción promovida por AI sobre los presos de conciencia en Cuba. Fue algo indignante. Está ahí en la recámara para escribir algún día sobre ello.

Victor -

Estimado Sr. Molina:

Le animo a que siga usted escribiendo sobre la imagen que los carteles electorales transmiten de los candidatos a la alcaldía, pues a mí me tiene intrigado:

1º. La foto de Pérez Castell. ¿Por qué aparece con nariz chata de boxeador a lo Urtain? ¿Se han pasado retocando con el Photoshop o es que le hicieron la foto en plena una resaca etílica? ¿Acaso le han dado un puñetazo los Lubasa, Moreno y Roldán, Vallerhermoso y otros excelentes agentes urbanizadores del "nuevo Albacete"?

2º. La foto de Rosario Gualda. Ésta también sonríe como la Bayod, pero ¿se puede aspirar a gobernar Albacete con ese flequillo de "heavy" vallecana que va a un concierto de Iron Maiden? ¿Se ríe acaso de la moción que presentó Amnistía Internacional en el Ayuntamiento, y que ella se negó a apoyar, a favor de los presos de conciencia y opinión que Fidel Castro tiene en las cárceles de Cuba?

A ver si en próximos artículos acomete usted estos interrogantes.

Como agradecimiento anticipado, puedo comentarle que la "sonrisísima" de Carmen Bayod se debe, simplemente, a que es una mujer extremadamente jovial y simpática. Es conservadora sí, y eso quizá no nos guste, pero es muy educada y simpática. Vamos, como Carmen Alborch pero en versión PP y de Albacete.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres