Blogia
El Puente. León Molina

El Consejo Editorial

El Consejo Editorial La puesta en marcha del Consejo Editorial en la Diputación Provincial hace casi ocho años fue una idea muy positiva. Duró unos años y desapareció del mapa sin que se sepan las causas. El comienzo de esta legislatura es a mi modo de ver un buen momento para preguntarse si la Diputación prevé ponerlo en marcha de nuevo o no. La génesis y funcionamiento del Consejo Asesor del Servicio provincial de publicaciones fue algo que me tocó vivir de cerca. Al comienzo de la legislatura del año dos mil, fue elegida diputada de cultura Isabel Molina, la cual me comunicó su intención de poner en marcha el Consejo y me pidió hacerme cargo de la coordinación del mismo. Acepté con la única condición de que se respetara el criterio de los miembros del Consejo y que éste debía supeditarse únicamente a criterios de calidad. Esta condición fue aceptada y he de decir que fue también escrupulosamente respetada. El trabajo fue muy intenso y leímos una ingente cantidad de originales que fueron remitidos a la diputación para su publicación. Como resultado se editaron unas decenas de libros, de algunos de los cuales creo que podemos sentirnos orgullosos los albaceteños. También se reordenaron las colecciones y se creó un diseño gráfico editorial que otorgaba a los libros un soporte digno. El punto negro volvió a ser la distribución. Esto no se ha hecho bien en la Diputación desde los primeros tiempos del servicio de publicaciones. Con todo, el resultado fue sin duda positivo en tanto muchos autores pudieron ver sus libros editados en buenas condiciones. En especial, los creadores más jóvenes merecieron una atención preferente y no sólo se estudiaron con rigor y detenimiento los libros que mandaban, sino que se animó a muchos a que enviaran los suyos. Con el cambio de legislatura yo pedí dejar ese trabajo por falta de tiempo y la nueva diputada ofreció a Arturo Tendero hacerse cargo de la coordinación y afirmó que el nuevo Consejo se pondría en marcha en el plazo de un mes. Y hasta hoy. Pasaron cuatro años y del Consejo nada se supo. Y nada se sabe de cuáles han sido los mecanismos de asesoramiento y toma de decisiones de los libros (pocos) que la Diputación ha editado en estos cuatro años, lo cuales por cierto han abandonado por completo su línea editorial. Desconozco si la nueva diputada, ahora que estamos al comienzo de otra legislatura tiene previsto poner en marcha de nuevo el Consejo, o si todo aquel esfuerzo y trabajo y sus beneficios consecuentes quedarán definitivamente olvidados y perdidos. Sería una lástima.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres