Blogia
El Puente. León Molina

La jeta del banquero

La jeta del banquero

El otro día vi en un informativo una rueda de declaraciones de distintas personalidades sobre el proyecto gubernamental de retrasar la edad de jubilación a los 67 años. Todos decían lo suyo, claro. Pero quedé completamente estupefacto cuando escuché al representante de la federación empresarial de la banca. Este señor dijo que era una medida muy razonable y necesaria para el equilibrio presupuestario de la seguridad social. Hasta ahí, vale, es su opinión. Pero claro, de pronto me acuerdo de algunos conocidos que han trabajado durante toda su vida profesional en la banca y que los han jubilado hasta con 55 años.  ¿De qué habla entonces este señor?. ¿Cómo tiene tanta jeta?.  Me pongo a cavilar  y recuerdo que en los orígenes de la presente crisis económica mundial se encuentra la irresponsabilidad del sector financiero y sus instrumentos empresariales, que son los bancos. Entonces, machote, si has estado en el origen de la crisis que ha dejado a millones de personas en la calle y por tanto ha dejado temblando las cuentas de la seguridad social, ¿cómo tienes el morro de pedir que paguen los platos rotos los currantes que cobran sueldos infinitamente más bajos que el tuyo?. Claro, tú te jubilarás cuando te pase por las narices con un camión de billetes y quieres que tus empleados y todos los empleados echen un par de añitos más para llenarte bien el camioncillo. Y ya pensando, pensando, que he cogido carrerilla, me pregunto si no podríamos ponerle un canon importante a los bancos, o sea un piquillo de sus enormes  beneficios, aun en tiempos de crisis, para restablecer ese equilibrio presupuestario que tanto les gusta según parece a estos señores. Pero aquí ya pincho y se me funden los plomos con el alto voltaje de la realidad.  Se supone que tenemos un modelo socialdemocrático, o sea economía de mercado con presión impositiva por arriba para fomentar la igualdad de oportunidades y los servicios sociales por abajo.  Pero esto no es más ya que un viejo supuesto teórico, porque cada día andamos paso a paso hacia el liberalismo salvaje. Situación en la que se encuentran muy cómodos, no sólo la Aguirre y su ferviente labor destructiva de sanidad y educación pública, sino todos estos tipos con cara de hormigón armado que dicen estas cosas desde la desfachatez más desvergonzada. Y como nadie le ha puesto una querella, será que a nadie se le alcanza la inmoralidad de sus palabras. O sea, que estamos entregadicos. Pues nada, adelante. Viva la vida y ole.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres