Blogia
El Puente. León Molina

El grifo

El grifo

Bien, pues resulta que la Junta de Comunidades no paga, no suelta ni un duro a ninguno de sus acreedores y la región está llena de gente aterrada con el espadón encima de sus cabezas. Nadie desconoce que en los últimos años a los gobiernos regionales les pilló el rodillo de la crisis. Vale. Por otra parte, todo el mundo conoce la mala gestión del pasado reciente. Durante bastante tiempo recordaremos los grandes derroches vergonzosos como el aeropuerto de Ciudad Real, Ruta de El Quijote, la radiotelevisión regional, y tantos otros que convirtieron esta taifa en el reino de jauja. Con este despendole unido a  la crisis, no cabe duda de que las arcas de la región han quedado temblando. En esto llegaron las elecciones, cambió el partido gobernante y se cerró a cal y canto la caja en nuestro seudoestado innecesario en el que desgraciadamente las contrataciones y pagos del subgobierno de aquí tienen un peso muy grande en su economía. Para muchos surgen entonces un par de cuestiones inquietantes. La primera es si el gobierno saliente conocedor de la situación económica y la proximidad de las elecciones ocultó la realidad con la intención de pasarle el pufo al que llegara o en caso de ganar, decir la verdad con cuatro añitos más en el machito y ya veríamos. La segunda es si el gobierno entrante están utilizando el pufo para devolver la bofetada al enemigo y dentro de esa dinámica y la inminencia de nuevas elecciones (esta vez generales, ámbito propio de la nueva presidenta) aguantar con el grifo de los pagos cerrados para aumentar el dramatismo de la escena y decidir cuidadosamente el momento de ir abriendo la mano para ir de salvadores, conseguir cierta alegría y réditos electorales. ¿Es posible que sean ciertas esas operaciones políticas que tanto daño habrían hecho de ser ciertas?. Porque entretanto cada día los servicios públicos se resienten, cada día cientos de pequeñas empresas acreedoras de la administración regional quiebran y cada día miles de personas se quedan sin trabajo. Sólo pensar en la posibilidad de tener gobernantes tan desalmados, en el caso de confirmarse esas hipótesis, nos aterra. Y el silencio y mansedumbre de la gente nos desconcierta. Pero a lo mejor no pasa nada de eso que nos hemos preguntado y es que somos muy malos y muy malpensados. O una cosa o la otra. Tarde o temprano lo vamos a saber

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Chobal -

La doctrina de shock, de Naomi Klein, vuelvo a recomendar su lectura, imprescindible para gobernantes, dirigentes políticos, gurus económicos y terroristas, explica el "know how" para manejar sociedades, empresas, gobiernos, con casos reales, bien documentados.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres