Blogia
El Puente. León Molina

 
 
 

MÚSICA Y CULTURAS

 
 

Hace unos días actuó en Albacete el jazzmen norteamericano Randy Weston. Los que tuvimos la suerte de asistir al mismo, disfrutamos de un concierto magnífico, memorable. Estuvo a la altura de los mejores que han tenido lugar en nuestra ciudad que, mal que bien, con sus altibajos, cuenta con una historia de actuaciones jazzísticas más que presentable. Situaríamos este concierto a la altura del que dio Jimmy Smith hace bastantes años en el cine Carretas o el maravilloso acústico de Phil Woods, ente otros. Los aficionados salíamos del Teatro Circo mirándonos con la sonrisa boba de satisfacción y sorpresa por haber escuchado algo grande, original, de una gran altura de inspiración y sorprendente virtuosismo en cuanto a la interpretación. Todo ello mucho más valioso en estos tiempos en que por todos lados nos quieren empujar todo tipo de sucedáneos de la auténtica creación, que no aportan nada, pero como son facilotes, se venden bien y se consumen masivamente. Desde el concierto, casi no ha pasado un día en que no haya recordado su pequeño universo lleno de sorpresas, de pasajes emocionantes al conseguir lo que dijo el poeta sobre la poesía pero que sería extensible a todas la expresiones artísticas; poesía es añadir realidad a la realidad. Es ver el mundo de nuevo. Ya en alguna ocasión he mantenido que hay al menos tanta verdad en el conocimiento del mundo en  los frutos del arte como en los de la ciencia. Y en la música de Randy Weston hay una grave lección de gran actualidad sobre nuestro mundo. Su música consigue expresar un viejo anhelo de los espíritus nobles; la cultura universal, el mundo unido y hermanado por el conocimiento, respeto y disfrute de todas las culturas, la alegría del encuentro con los otros. ¿Tendré que despotricar otra vez contra los nacionalismos?. En la música de Randy Weston apreciamos en la superficie la unión mágica del jazz con la música árabe del norte de África. Y dentro del jazz, la Norteamérica anglosajona y de nuevo África, y dentro de la música árabe lo negro y lo andalusí, y en sus interpretaciones hubo lugar para el mambo (España más África) y para el latin jazz (Caribe más una especial Norteamérica) y para un blues que sonaba negro y blanco, americano, africano y europeo siendo una voz para la emoción de todo ser humano. Mezcla de mezclas sobre mezclas. Todas las culturas hechas una sóla por una inteligencia creativa y amorosa. El artista sabe mejor que nadie unir civilizaciones. Y dejarnos a todos sumidos en  la hermosa melancolía que esconde la belleza.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres