Blogia
El Puente. León Molina

Bandoleros

Bandoleros Los seres humanos somos mitómanos y nos gusta crear leyendas de cualquier cosa o sobre cualquier personaje. Existe una historia más o menos real que es perseguida con ahínco por los profesionales, pero esa no nos interesa mucho. Nos interesa más la historia como leyenda, como la película de hechos  magníficos y legendarios de hombres extraordinarios. Esa historia está hecha con sangre. Sus acontecimientos dejan tras de sí millares de muertos en campos de batalla, miedo, hambre, esclavitud,  emigración, dolor. Pero esto no cuenta. Nos admira la gloria del emperador, la inteligencia del estratega, la audacia del guerrillero, la expansión gloriosa de los pueblos. También nos conmueven especialmente las biografías de hombres a los que hemos colocado un rótulo de valor y romanticismo. Un caso cercano podría ser  El Pernales. Su rótulo comercial para la compraventa de leyendas es el de bandido romántico que robaba a los ricos para dar a los pobres. Nos emocionamos con la imagen del bandolero astuto escapando siempre de los guardias, le dedicamos canciones, ponemos su nombre a asociaciones, restaurantes... Pero la historia real (la que se vende poco) nos muestra a un individuo realmente despreciable. El Pernales no se vió empujado a su pesar al bandidaje; fue su elección desde que era un crío, porque era más fácil robar que doblar el lomo currando. Su mujer y su hija le abandonaron porque les daba sus buenas palizas. Su pareja posterior suspiraba esperándole mientras él tenía descendencia con otra amante. Dicen que robaba a los ricos (natural, no iba a robarle las hoces a los jornaleros) y que se lo daba a los pobres (no lo daba, se lo quedaba él, si bien alguna vez dio alguna moneda a alguien para apuntalar el miedo y comprar el silencio). En fin, un cromo de tío. Muy lejos de estas tierras nació y vivió el doctor Ernesto, cuya melena al viento se ha convertido en el icono de mayor difusión de la historia; el Ché Guevara. Era de gatillo fácil, mandó fusilar a miles en juicios sumarísimos después de conquistado el poder en Cuba, escribía en sus cartas que “tenía sed de sangre” y que la oficina le mataba. Otro cromo. Gengis Khan, Alejandro, Julio César, los Reyes Católicos, Bonaparte..., bandoleros, grandes fabricantes de cadáveres cuyo nombre pronunciamos con reverencia.  Somos así. De modo que si quiere usted entrar en la historia con letras doradas, vaya buscando el modo de cargarse a un buen puñado de gente, que si no, sepa usted que no le vamos a hacer ni caso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

León -

Para Guana.
Gracias por la amabilidad de tus comentarios. Te aseguro que si pudiera no dudaría en irme a vivir a mi casa de Yetas. Creo que Nerpio es un lugar totalmente desconocido para el resto de albaceteños, así que no digamos para gentes de otras provincias. Son unas tierras impresionantes con un medio natural muy bien conservado y un legado histórico todavía vivo. Es una pena ver como la inmensa mayoría de los jóvenes han emigrado y emigran. Yo estoy convencido que el desarrollo va a llegar pronto, por eso es un momento delicado y los nerpianos deberían luchar porque el mismo no arramble con sus encantos y riquezas. Pero comprendo que seguramente estén cansados y desilusionados.Respecto a lo que me comentas sobre Cuba, y para no entrar en disquisiciones (algún día podríamos charlar sobre el tema), te diré de modo sintético cuál es mi postura. Yo quiero para Cuba y los cubanos lo mismo que quiero para mí, para tí y para todo el mundo: democracia, libertad individual y una economía que funcione y de a los ciudadanos posibilidades de vivir dignamente. Me disgusta que se mida a Cuba con un rasero diferente al que se aplicaría a nosotros mismos, ¿por qué?. Me rebelaría si en España no pudiéramos elegir a nuestros gobernantes, por eso me rebelo con el sistema cubano. Y lo mismo pasa si en España tuviera que pedir permiso para cambiar de trabajo, si no pudiera expresarme libremente, si un gobierno loco arruinara pertinazmente los ingentes recursos del pais, o si alguien fuera a la cárcel por pedir elecciones como pasa en Cuba. Comparar a Cuba con los países de su entorno no es adecuado. Esos países no alcanzado un mínimo desarollo en toda su historia y Cuba sí. Cuba era un pais rico y en pleno desarrollo y hoy es una ruina. No encuentro justificación para tanto sufrimiento. Porque soy demócrata y progresista no puedo admitirlo. Puede que mi implicación personal con el tema me haga menos objetivo o puede también que me haga más objetivo por tener mucha más información de la media de los españoles. O incluso puede que las dos cosas a un tiempo. Sólo sé que trato de basarme en los hechos y no en proclamas, slóganes, lugares comunes y tópicos que tanto abundan en este tema.
Y sobre los carrasqueños, sólo tendrás que decirme un día, "yo soy guana" y eso está hecho.
Otro saludo afectuoso también para tí.

guana -

Hola León, soy un fiel lector de los artículos que publicas en La Verdad desde hace ya tiempo, y por fin he decidido entrar en tu blog para comentar y hacer alguna reseña sobre algo que me tiene intrigado:tu oposición,animadversión y confrontación total con los temas relacionados con Cuba, o mejor dicho con la Revolución y todas la personas y acontecimientos relacionados con la misma.En este mismo artículo (Bandoleros) pones a la misma altura al Ché con personajes como Gengis Khan o los Reyes Católicos, en mi opinión te has pasado bastante;será como refieres en otro artículo (Cubanología creo) que no eres objetivo por tus implicaciones personales o familiares? La gran mayoría de tus artículos y comentarios me agradan, sobre todo los de Nerpio, lugar donde vivo hace 20 años, pero siempre discrepo en casi todo lo que escribes sobre Cuba,creo que no todo es tan pésimo como tú lo pintas,podríamos decir con todas las imperfecciones que mantiene La Revolución, que Cuba es el tuerto en el pais de los ciegos, échale un vistazo a la gran mayoría de paises Latinoamericanos y dime sinceramente si son el espejo donde debe mirarse la isla.
Bueno de todos modos, como te he dicho, tus opiniones en general me parecen bastante acertadas; espero que nos veamos delante de una copa de buen carrasqueño (da igual que sea de Nerpio o de Yetas) y podamos disfrutar de estos paisajes y gentes que tanto te gustan y te han llenado.
Un saludo afectuoso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres