Blogia
El Puente. León Molina

El texto y el comentario

El texto y el comentario “Los primeros cuarenta años de la vida nos dan el texto, los treinta siguientes, el comentario”. Es una frase de Shopenhauer que me encontré por ahí. Desde entonces ha vuelto a mí repetidamente. Porque la frase tiene su miga, especialmente para los que ya pasamos de los cuarenta y de este modo, según Shopenhauer, tenemos ya entre nuestras manos el texto escrito de nuestra vida y nos dedicamos a comentarlo, o lo que es lo mismo, a recordar más que a hacer. En un primer momento, la frase me produjo el lógico desdén. Pensé que esa no era mi situación. Sin embargo, al hilo de esas palabras, he ido reconociendo situaciones en mi vida que puede que delaten lo contrario. Soy  aficionado a la música, pero descubro que desde hace tiempo apenas compro ningún disco, a lo más me bajo de internet viejas canciones de mis favoritas con las que me hago recopilaciones para el coche. Cuando escucho música vuelvo siempre a un puñado de discos que no fallan, que me llenarán de emoción como lo han venido haciendo durante años. También soy aficionado a la lectura y de modo especial a la poesía. Y aquí más de lo  mismo. Hace años disfrutaba ávidamente con las novedades, ahora sin embargo voy a lo seguro. Si puedo leer otra vez a Quevedo, a Cernuda, a Vallejo, a Machado... ¿Para qué perder el tiempo como tantas veces perdí en novedades de poco interés?. Cuando era joven me apasionaba viajar y descubrir nuevos sitios. La lista de lugares que quería visitar era grande y apremiante. Saber hoy que, posiblemente, no voy a deambular por las callejuelas de Marrakech o que no pasearé por las riberas de los lagos finlandeses, no me produce la más mínima decepción y, sin embargo, vuelvo con frecuencia a los mismos paisajes de nuestra sierra que ganaron hace tiempo un lugar en mi corazón. No sé. En el fondo de todo esto debe estar el tiempo practicando sus juegos con la vida.  En la juventud la vida era una inmensa planicie, casi eterna, donde todo podía pasar, donde había tiempo para que todo pasara. Dejada atrás de largo la cuarentena, la vida es algo que en buena medida ha pasado ya y donde, más lejos o más cerca, se vislumbra el final antes invisible. De este modo el que vive, empieza a saber que lo más cierto es que “aún” vive. Y se repliega más hacia su interior reconociendo que su vida es en gran medida lo vivido. Pero si no eres lo bastante viejo para que esto se convierta en la patología del abuelo de las batallitas, estás en una tierra de nadie, donde la frase de Shopenhauer, la estimas cierta, pero a decir verdad, jode.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Angel -

A mí no me jode, amigo León, yo la veo acertada y aceptada. Y creo que se refiere más a que la vida pasa a ser para nosotros lo que asumimos en nuestra consciencia que es, cómo la comentamos y nos la contamos, no un mero hecho sino una intención, una voluntad que diría Shopenhauer. Pero eso es sabiduría, ¿no crees?.
Un abrazo, hermano

León -

Para Vicente, dos cosillas:
1. Sobre la idea repetida de "me gustaría volver a los veinte años, pero sabiendo lo que sé ahora", yo opongo que me gustaría volver (algún rato sólo) pero sin saber saber lo que sé. La gracia estaba en que no sabía. ¿No crees?.
2. He entrado en necesitocompositor y he comprobado que hay muy buenas cosas por ahí. He buscado algo tuyo, pero no sé si eres quien firma Vicen666. Si es así debo felicitarte por el tema Ron miel. ¿Cantas tú?. El estilo me ha recordado mucho a uno de mis cantantes de rock españoles favorito, Josele de Los Enemigos. Puede que también haya algunas reminiscencias de Loquillo en temas como Cadillac Solitario. En definitva pura esencia del rock español de los 80 de la mejor factura.
Saludos.
3. (eran tres las cosillas). El tema de jazz que hay que firma Julio también me ha gustado mucho. Invítale de mi parte a entrar en este sitio: jazzspain.net/web/ximotebar/ximotebar.htm
es la página Ximo Tebar, gran guitarrista amigo mío y para el que he montado multitud de conciertos cuando yo me dedicaba a eso. En el sitio puede escuchar algunos y temas y ver fotos de actuaciones con monstruos sagrados con los que ha tocado (como G. Benson, sin ir más lejos.
Saludos

Vicente -

La verdad es que como bien dices, Jode reconocer que estamos jodidamente jodidos. Esto de los cuarentaytantos me tiene sublevado, ya que más allá del hacer repaso, miro hacia atrás con la rabia del que no ha realizado sus sueños, y lo que es peor, con la autoestima por los suelos por no haber peleado lo suficiente para haberlos intentado llevar a cabo.
Es por ello que ahora ( A la vejez viruelas que diría mi abuela) me entrego desaforadamente a componer y a escribir con el ansia del que quiere recuperar el tiempo perdido.....y eso amigo mío, como bien sabes, es imposible.
Más allá de las típicas historias del abuelo cebolleta, mi lucha consiste en insuflar ánimos a los que me rodean y que afortunadamente para ellos, aun se ahogan en un vaso de agua cuando miran al futuro desde su perspectiva veinteañera ( Quien pillara eso veintitantos pero sabiendo lo que ahora se jajajajaja...)y también ayudarles a que no tropiezen en las mismas piedras en las que tropecé yo y que sobre todo, no caigan en el error de no hacer aquello que más les gusta...aunque no de para comer...
Leon, Si te gusta la música que se hacía en nuestra época ( En la que nos gustaba desde Silvio Rodriguez a los ACDC...y no como ahora que...bueno me callo para no parecer otro obsoleto cuarentón)pásate por la web www.necesitocompositor.com y encontrarás un catálogo de temas "rancios" que seguro que no te dejarán indiferente, ya que allí convivimos músicos de varias naciones y edades, que por supuesto, amamos la música y no componemos para forrarnos, sino por el placer de expresarnos. Lo mejor de todo es que entre todos colaboramos como si la vida nos fuese en ello en buscar instrumentaciones, letras, melodías etc... a un boceto que algún compañero ha tenido a bien enviar....y allí doy rienda suelta a lo que antes he explicado, es decir, hacer del Padre que ya no tengo y guiar por el sendero de la búsqueda de la felicidad a mucho veinteañero perdido.........y he de admitir que aún siendo tremendamente gratificante.......JODE MUCHISIMO!!!!!!!!!!!!!!!!!.
Voy a rejuvenecer un poco y me voy a poner el primer disco de los Dire Straits......no encenderé la luz y así no me veré en el espejo....
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres