Blogia
El Puente. León Molina

Derechos de autor

Derechos de autor El asunto de los derechos de la propiedad intelectual es sin duda un problema nuevo y de difícil solución, por más que en la actualidad la gente tome partido por unas u otras de las posiciones enfrentadas que existen al respecto. Nos apuntamos a un bando y ponemos verde al contrario sin calentarnos mucho más. Pero lo cierto es que el problema es complejo. Partiendo del principio de que la propiedad intelectual debe ser protegida y que el uso de las obras de los autores debe repercutir en alguna medida en su beneficio, las soluciones que proponen unos y otros acaban por invadir terrenos que tienen que ver con la libertad individual por un lado y con la realidad que facilita completamente el no respeto de esos derechos. La SGAE no ayuda precisamente en este lío. Realmente nos duele ver a aquel rockero que admiramos cuando cantaba Get on your knees o cuando era la madre de la modernez progresiva en discos como Ciclos con su grupo, Los Canarios, metido a presidente de una asociación que ha hecho crecer de manera espectacular, pero que empieza a oler a podrido y que despierta la antipatía de la gente que no entiende que tenga que pagar más caros los cd´s, por poner un ejemplo. El problema se sitúa sobre todo en la música y el cine debido a las posibilidades que ofrece hoy en día la reproducción digital. Con los libros no hay problema todavía, pues no existe una maquinita casera y barata que imprima un libro en unos segundos y por unos céntimos. Los autores están despistados ante el asunto. He tenido la oportunidad de tratar con muchos músicos y la mayoría no sienten especial aprecio por la SGAE y no se creen su supuesta lucha por sus derechos (salvo los superventas, claro, esos supongo que sí). La iniciativa original de algunos de ellos de colgar sus obras en Internet sin intermediarios y cobrar por la descarga no ha funcionado porque sigue siendo más barato bajárselo gratis. Y no saben qué hacer. La llamada “industria” está desconcertada porque baja la asistencia a los cines y las ventas de discos y la única idea que tienen es cobrar a todo quisque y por todos los soportes, cosa que enfada a los consumidores. Y los consumidores, por nuestra parte, cada día más potentes digitalmente y más caseros como en todas las aburridas sociedades económicamente avanzadas, no queremos que nos cuenten historias, consideramos que lo que “está ahí” se puede coger y punto. Cada vez que discuto el tema con alguna persona con cierto rigor de pensamiento, resulta que acaban diciéndome que no saben cuál es la solución. ¿La tiene usted?.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres